El método de grabado láser es una forma de impresión a través de la cual se plasma la imagen sobre el soporte mediante su exposición a un haz de luz. En este método, el rayo calienta el elemento y, jugando con el tiempo de exposición y la distancia, se logran unos colores, unos contrastes y una profundidad mayor o menor en la impresión.

Una de sus principales ventajas es el hecho de poder marcar tus diseños sobre una gran variedad de materiales. Puede funcionar sobre madera, metacrilato, metal, piel, cartón, vidrio, etc. Es muy útil para objetos pequeños debido a su gran precisión y, además, permite unos resultados extremadamente resistentes y de alta calidad.

Dentro del grabado láser existen dos sistemas: el grabado lineal o vectorial y el grabado raster o de relleno. A continuación te explicamos en qué consiste cada uno de ellos.

Grabado lineal (vectorial)

relleno en metacrilato

El grabado de tipo lineal o vectorial es un método que consiste en ir trazando líneas o contornos uno por uno. Mediante este proceso se pueden grabar, o incluso cortar, los materiales en función de la potencia que le demos al haz de luz.

Para poder imprimir mediante este proceso necesitamos archivos vectoriales, que conserven toda la información independientemente de si se amplía o se reduce la imagen.

Este método se recomienda especialmente para la realización de trabajos que requieran mucha precisión y, también, sobre soportes especialmente pequeños. Nos permite grabar letras finas o dibujos con muchos detalles pequeños de forma más rápida que con el método de rasterización y obteniendo resultados de alta calidad.

Grabado raster (relleno)

Grabado Raster en madera

El grabado de rasterización o de relleno es el tipo de proceso más común que se utiliza para el grabado láser. Esta técnica utiliza un modo de impresión bastante similar al de la impresora de toda la vida que tenemos en nuestras casas, es decir, el haz de luz se va moviendo de lado a lado en sentido horizontal, marcando así el diseño sobre el material en el que queremos imprimir.

Este método funciona a través de una trama. Se graba la imagen requerida punto a punto o línea por línea, lo que nos permite obtener un resultado con relleno. Se usa especialmente con archivos compuestos por pequeños cuadrados llamados píxeles o mapa de bits.

Su uso está especialmente recomendado para la impresión sobre grandes soportes en los que queramos grabar dibujos o letras rellenadas.

Contacta con nosotros

Si necesitas más información sobre el grabado láser y sus variantes o deseas solicitar un presupuesto, contacta sin compromiso con Kryfil Metacrilato. Contamos con un equipo de profesionales especializados en este tipo de impresión sobre metacrilato y muchos más materiales que estarán encantados de atender tus necesidades.