A menudo, al informarte acerca de procesos para personalizar materiales se escucha el término fresado. Pero, ¿qué es una fresadora y en qué consiste esta técnica? Pues bien, una fresadora no es más que una máquina para desbastar, cortar o perforar diferentes materiales, generalmente metales.

Esto se logra mediante la rotación de alta velocidad de la herramienta y el movimiento del eje (componente o mecanismo) para eliminar las virutas. Este tipo de tecnología de fabricación de piezas que rompen virutas se denomina mecanizado. Por lo tanto, una fresadora es una máquina o herramienta que facilita el mecanizado de una pieza.

técnica del fresado

Generalmente consta de un soporte el cual ancla el objeto que queremos mecanizar y, también, de una pieza de corte que o bien rota sobre sí misma o bien se desplaza a lo largo del objeto para obtener el resultado deseado.

La pieza de corte contiene uno o más bordes cortantes y el borde desgarra las virutas de metal cuando la herramienta gira. Existen muchos tipos diferentes de fresadoras, dependiendo del tipo de operación que se vaya a realizar en la pieza de trabajo.

Adicionalmente, hemos de decir que son unas máquinas muy versátiles que nos permiten realizar una gran diversidad de trabajos. Las fresadoras se utilizan para fabricar piezas mediante mecanizado, que suelen ser de metal (acero, aluminio u otros metales), pero también pueden ser de plástico o madera.

Las piezas fabricadas por mecanizado pueden ser monopiezas, series cortas o series medianas, aptas para aplicaciones en la industria aeroespacial, en la industria médica... También pueden fabricarse por mecanizado o piezas procesadas para producción en masa, como en la industria de la automoción .

¿En qué consiste la técnica de fresado en V-cut?

técnica del fresado

El método de fresado en forma de V consiste en doblar las piezas con un radio mínimo consiguiendo perfiles con arista viva. Esta tecnología puede plegar perfiles muy complejos de acero, acero inoxidable, aluminio y latón.

Las fresadoras de corte en V sirven para fresar placas de metal. De esta manera, al haber realizado los cortes en la arista que se doblará, se reduce la fuerza de la máquina plegadora durante el proceso de plegado. Gracias a esta técnica, las placas sí pueden plegar sin fracturar o dañar el material base.

Como puedes observar, una de las principales ventajas de la técnica de fresado es su precisión y su versatilidad. Su funcionamiento nos permite elaborar complicados cortes y obtener, así, piezas únicas. Desde www.kryfil.com nos hemos especializado en la fabricación y venta de productos creados en metacrilato como: atriles, muebles y decoración, atriles de ferias, expositores para hostelería, expositores, vitrinas para museos, etc. Te recomendamos navegar en la página web si quieres conocer todo lo que se puede conseguir con el tratamiento del metacrilato.