Un edificio que no se ve es prácticamente un edificio que no existe. Imagínate llegar a una calle buscando un sitio en concreto y que éste no tenga ningún tipo de letrero para que se pueda distinguir; tendríamos mucho más difícil el poder encontrarlo. La solución son los rótulos o logotipos en formato grande, que además, aporten vistosidad a nuestro diseño corporativo.

Rótulo, la mejor forma de hacerte visible

rótulos en metacrilato

Los rótulos son esos letreros que solemos ver encima de locales, ya sean negocios, asociaciones, colegios, o incluso templos religiosos. Y como decíamos, es esencial contar con algún tipo de rótulo o letrero para que la gente pueda encontrarte e identificarte.

Los rótulos pueden ser de menor o mayor tamaño, siempre dependiendo de tus necesidades y del lugar donde vaya a ser colocado. Y no solo se colocan en los exteriores de un edificio, sino que, también los podemos utilizar para señalizar dónde está el baño, los números de las habitaciones de un hotel y muchas más aplicaciones.

Los letreros corpóreos tienen la ventaja de que son mucho más llamativos con respecto a los rótulos planos. Las letras volumétricas hacen que seamos más visibles, muy importante en entornos en los que nos encontremos rodeados de muchos negocios con rotulación.

La fabricación de este tipo de letrero corpóreo se realiza a través del corte por láser de metacrilatos, que se van combinando para poder crear el efecto tridimensional. Por último, se pegan las letras en una placa de metacrilato que será la base de nuestro letrero.

Logotipos corpóreos

rótulos en metacrilato

Otro formato corpóreo son los logotipos corpóreos. Este tipo de letrero con volumen es ideal cuando nuestra empresa o asociación cuenta con un logotipo.

La dinámica es muy parecida a la de los rótulos; un logotipo tridimensional nos va a ayudar a ser más visibles en el entorno. Además, es una forma fantástica de sumar a todo nuestro universo corporativo.

Estos logotipos podrán tener diferentes tamaños, de nuevo, según nuestra necesidad. Pero sin duda, cuanto más grande, más capacidad de ser vistos tendremos. Por eso tenemos que tener en cuenta el entorno y la distancia a la que nos tienen que identificar.

El proceso de fabricación de los logos corpóreos es similar al de los letreros. Teniendo en cuenta la forma, se cortan a láser los metacrilatos y se van pegando uno encima de otro para crear el efecto tridimensional.

Elige la mejor opción según el contexto

No dejamos de insistir en el contexto, pero éste será la base de todo. Si estamos en una calle concurrida con locales con letreros, tendremos que tenerlo en cuenta para diseñar un letrero que nos permita distinguirnos.

Diseña para destacar y destaca más fácil con un letrero o logotipo corpóreo.