El metacrilato es un material inventado en el siglo XX, es un plástico transparente, irrompible, flexible y muy resistente. Es un recurso que se usa en muchos sectores, industria, alimentación, imprenta, etc. Su versatilidad se debe a su maleabilidad que tiene el PMMA, aunque tiene muchos otros nombres. A su versatilidad hay que añadir que es un plástico que se puede reutilizar sin generar casi residuos. Metacrilato y ecologia son dos conceptos que están relacionados gracias a las innovaciones tecnológicas, que han permitido que el PMMA sea reciclable.

Metacrilato y ecología

En los años sesenta el ser humano buscaba un material que fuera muy duradero, y lo encontró, el plástico. Pero algunos de estos materiales presentan ciertos problemas y es que son difíciles de reciclar y muy duraderos. Que este material sea tan perdurable en el tiempo se ha convertido en un problema, y es que no se degrada en el medioambiente. Por otro lado, el plástico en general origina muchos residuos.

Pero esto no ocurre con el metacrilato, porque es un material 100 % reciclable. Esto hace que el PMMA sea un material ecológico y se pueda usar en un sinfín de proyectos. Su reintroducción en la cadena de fabricación, una y otra vez, hace que cumpla con el principio de economía circular.

Y es que el metacrilato tiene unas propiedades muy importantes, como son una alta resistencia a golpes, que sea casi 100 % transparente y si durabilidad. Además, es un material que nos aísla del ruido y del frío y el calor.

Y es que, como hemos comentado antes, para favorecer el desarrollo sostenible y la circularidad de los materiales debemos de buscar materiales que estén conformados por un solo elemento, algo que ocurre con el PMMA. La composición del metacrilato es el metacrilato de metilo. El estar conformado por un solo elemento es lo que hace que sea tan reciclable.

Metacrilato vs. vidrio

El PMMA frente al vidrio es un compuesto más ligero y resistente, por lo que se emplea más en la industria que el vidrio. Por ejemplo, en la industria de la alimentación, de los cosméticos y de los medicamentos se han cambiado los recipientes de vidrio por unos de metacrilato. Y es que el vidrio podría romperse y causar un accidente, algo que no ocurre con el PMMA. Por otro lado, el metacrilato tiene muchas ventajas frente a otros materiales y es que no desprende toxinas que pueden resultar perjudiciales para la salud. La mayoría de plásticos, al ser derivados del petróleo, con el paso del tiempo van desprendiendo toxinas que pueden incorporarse a los alimentos, productos farmacéuticos, e incorporarse a la cadena alimenticia.

Así que podemos afirmar que las palabras metacrilato y ecología pueden ir juntas, porque estamos hablando de un material respetuoso con el medioambiente, que no deja residuos y que, además, es muy duradero. Por lo tanto, si estás pensando entre elegir vidrio, plástico o metacrilato, te aconsejamos que te decantes por el PMMA, que como has podido leer, tiene muchísimas más ventajas que cualquier otro tipo de compuesto, sobre todo, para el almacenaje.