La bisutería de metacrilato está despertando un creciente interés debido a su gran versatilidad y potencial en este terreno. Su expansión en el mundo de la joyería se debe en gran medida a que los gustos y tendencias han cambiado radicalmente en los últimos años. El metacrilato alberga una serie de aptitudes que le permiten adaptarse sin problemas a nuestras preferencias de cada momento.

Bisutería de metacrilato: sofisticación a un precio más económico

pendientes de metacrilato

Este material apareció en Alemania en la primera mitad del siglo XX como una alternativa más económica, pero similar, al vidrio. Su uso se extendió entonces desde la industria automovilística hasta las mamparas que hoy podemos ver en la mayoría de establecimientos.

El metacrilato estuvo de moda allá por los años ochenta, sobre todo por el gusto que se tenía en la década por las formas geométricas y los colores fluorescentes. Hoy en día vuelven a ser tendencia las piezas de tamaño considerable, aunque se ha actualizado la gama cromática sin llegar a las mismas estridencias excesivas. Pero las miradas al pasado no se limitan a una vuelta a los ochenta o setenta; encontramos asimismo piezas que recuerdan al estilo Art Decó, de gran tamaño y con todos los colores del arcoíris. Por supuesto, las posibilidades no se agotan aquí. Hoy tienen también una gran aceptación las piezas transparentes o con colores vistosos.

El pendiente de metacrilato, el más asequible y versátil del momento

pendeintes de metacrilato

Para todas aquellas mujeres a las que les gusta llevar pendientes de gran tamaño o con formas atrevidas, el pendiente de metacrilato es la pieza perfecta.

El tipo de pendiente que se puede conseguir a partir de este material es muy amplio. Se pueden diseñar colgantes con forma de corazón, rayo, gota, o incluso piezas antropomorfas y de animales. De hecho, podemos hacer ejemplares totalmente personalizados.

La enorme cantidad de formas que se pueden elaborar a partir de este material nos permiten lucir un pendiente para cada ocasión. El corte con láser facilita en gran medida la consecución de estas piezas atrevidas. En definitiva, es un tipo de material que nos da la posibilidad de crear una clase de bisutería para todos los públicos y gustos.

Tanto es así que en los últimos años hemos podido ver a algunas celebrities como Emily Ratajkowski, Selena Gómez o la cantante Edurne llevando públicamente pendientes de metacrilato con diferentes formas y estilos.

En resumen, no nos equivocamos si decimos que la bisutería de metacrilato parece tener un gran futuro dentro del mundo de la joyería. Gracias a su accesibilidad para prácticamente todos los bolsillos y a las enormes posibilidades que ofrece en cuanto a diseños y acabados, veremos bastantes piezas de metacrilato en los próximos años.